IGUALDAD DE REMUNERACIONES ENTRE HOMBRES Y MUJERES: ¿DÓNDE SE POSICIONA SU EMPRESA?

equal-pay-2

 

El pasado 3 de noviembre se celebró el Día Europeo de la Igualdad Salarial, fecha que marca el momento simbólico a partir del cual las mujeres europeas comienzan a trabajar “gratuitamente”, quedando todavía un 16% del año laboral. En efecto, de acuerdo con las cifras proporcionadas por la Oficina Europea de Estadística de la Comisión Europea (Eurostat), en Europa las mujeres ganan un 16,2 % menos que los hombres, lo que significa que las mujeres trabajan durante dos meses al año de forma gratuita en comparación con sus compañeros de trabajo masculinos.

Esta encuesta reveló cómo la diferencia de salarios entre géneros no sólo pone a las mujeres en situación desventajosa a lo largo de sus carreras, sino que también después de su jubilación, por afectar directamente al régimen de pensiones, acentuando por lo tanto en todo ámbito los niveles de pobreza de las mujeres.

La brecha salarial, esto es, la diferencia entre lo que gana un hombre y una mujer por el mismo trabajo, está presente en prácticamente todos los sectores y en casi todos los países del mundo. En Chile, esta brecha tiene niveles muy superiores a los de la Unión Europea, llegando a alcanzar, el año 2016, un 31,7% de acuerdo con el último informe elaborado por el INE en la materia, lo que representa 3,8 meses de trabajo al año de forma gratuita en comparación con sus compañeros de trabajo masculinos. Es más, de las naciones de la OCDE, Chile es el quinto país con mayor brecha salarial, detrás de Lituania, Japón, Estonia y Corea del Sur, según el último reporte publicado por dicho organismo el año 2015.

Ahora bien, en algunos de estos países ni siquiera existen leyes que regulen la igualdad de salario, y en aquellos en que sí existen esas normas, como es el caso de Francia y de Chile, éstas no se cumplen. En efecto, en Chile, la Ley 20.348 del año 2009 modificó tanto el Código del Trabajo como el Estatuto Administrativo, para incorporar en ambos la obligación del empleador de dar cumplimiento al principio de igualdad de remuneraciones entre hombres y mujeres que presten un mismo trabajo, sin perjuicio de lo cual, en la práctica ésta se incumple constantemente.

En este contexto, los países de la Unión Europea han tomado distintas acciones para lograr el propósito de igual remuneración por igual trabajo. Así, por ejemplo, Francia tomó la decisión de endurecer las medidas de control en la materia, para lo cual, en marzo de este año, el Primer Ministro,  Edouard Philippe, comunicó a las empresas radicadas en el país que tendrán 3 años para acabar con la brecha salarial injustificada, y que si no lo hacen, se enfrentan a multas que pueden llegar a alcanzar el 1% de la masa salarial de la compañía. Aquí no se trata de proponer una nueva ley, sino de reforzar en las empresas la ya existente, multiplicando los controles y haciéndolos más eficaces, a través de la implementación, entre otros, de sistemas informáticos de control y obligación de publicación de información en sus sitio web.

En este escenario internacional, en que la equidad de género ha adquirido gran relevancia a nivel global y se anuncia como uno de los tópicos clave en los próximos años, si bien no se ve factible una solución inmediata para poner fin a la desigualdad que persiste, existen múltiples vías mediante las cuales, tanto las empresas del sector privado como el sector público pueden aportar con cambios concretos, medidas o acciones positivas que, además de contribuir a reducir los niveles de pobreza e igualar las jubilaciones, incrementarían la competitividad y el crecimiento de la organización misma y de la economía. En consecuencia, es importante que las empresas, por su alto grado de responsabilidad e impacto social incorporen este tema en su agenda y planificación.

En Cuevas Abogados realizamos la revisión, el diagnóstico y entrega de soluciones a los protocolos de Ética de su empresa, incluyendo el Compliance Equidad de Género.

 

Por Pascale De Saint Pierre.

 

 

Para cualquier información adicional no dude en consultar a las abogadas María Elena Reyes (MREYES@cuevasabogados.cl), Paloma Norambuena (pnorambuena@cuevasabogados.cl), María Paz Contreras (mcontreras@cuevasabogados.cl) y/o Pascale de Saint Pierre (pdesaintpierre@cuevasabogados.cl)
MER RRSS INGLÉS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pamela RRSSMaria Paz RRSS

LEAVE A REPLY

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *